Encender una vela una mientras meditas, cuando lees o para sumergirte en un baño de burbujas se transforma en todo un ritual para crear un momento de paz y autocuidado.

Things I LIKE, Things I LOVE

¿Qué ventajas aporta el uso de la cera de soja en la elaboración de las velas?

  • La cera de soja es un material derivado de plantas, una fuente renovable y biodegradable creando así un producto sostenible.
  • Su combustión no supone ningún riesgo para la salud, ni aumenta los niveles de toxicidad del ambiente ya que no aumenta los niveles de CO2, ni produce hollín.
  • Las velas de cera de soja se consumen más lentamente que las elaboradas con parafina, aguantando 2 o 3 veces más que estas. De este modo, resultan mucho más rentables.
  • Las velas de cera de soja producen una mayor luminosidad, alumbrando con una llama viva y fuerte pero sin peligros.
  • Las velas de cera de soja perfuman la estancia incluso antes de encenderla. Una vez encendida la mecha, la fragancia se fusiona perfectamente con la cera de soja liberando el aroma de manera suave y estable.
  • El humo resultante de la cera de soja no afecta ni estropea los muebles ni las pintas de las paredes que rodean la vela.
  • Recomendamos no usar la vela por más de 4 horas.
  • Coloca la vela sobre una superficie resistente al calor y evita las corrientes de aire.
  • Siempre quema a la vista y apaga antes de salir de la habitación.
  • No quemes cerca de cosas que sean flamables.
  • Mantener alejado de los niños y las mascotas.
  • Por tu seguridad deja siempre que la cera se endurezca antes de volver a encenderla, tocarla o moverla.

Esta vela está hecha a base de de cera de soja con aceite esencial de pino siberiano, aceite esencial de cedro y aceite esencial de lavanda.

Cantidad: 175 g

Tipo de envase: Vidrio con tapa de madera

También te puede interesar...